Enero 2016 – Restaurante Surtopía

  • Lugar: Surtopía, C/ Nuñez de Balboa, 106         28006 – MADRID
  • Fecha: 28/01/2016
  • Hora: 21:30surtopia
  • Asistentes: Joseba, Gumi, Iñigo Redondo, Txomin, Iker, Juan y José Rey
  • Ausentes: José Torres, Juanle, Alberto, Iñigo Turiel, Iñigo Barrón, Chino, Paulino y Angulo.
  • Redactor del acta: José Rey
Platos
  • Tortillitas de camarones.
  • Lomitos de sardinas con salmorejo de pimientos.
  • Patitas de pulpo glaseadas, papas violeta y escamas de pimentón.
  • Ensaladilla con frutos del Guadalquivir y mahonesa escabechada.
  • Urta a la Roteña 2016.
  • Tataki de tiburón del Sur en adobo con zanahoria aliñá.
  • Terrina de costilla ibérica, melocotón, hojas tiernas y salsa BBQ.

Postres (*)

  • Tarta fina de 3 manzanas
  • Arroz con leche en texturas
  • Chocolate, naranja y AVOE arbequino de Almería
  • Plátano, café, crema de caramelo y whisky
  • Tabla de quesos de cabra payoya y oveja grazalameña con sus dulces
  • Helados artesanos (guasabi, mandarina, cilantro, chocolate, cacahuete y chocolate blanco).

Cafés Variados

Vinos

1 botella de Fino 11540 (Surtopía).

1 botella de amontillado Tío Diego (Valdespino).

1 botella de Monteagudo (Delgado Zuleta).

1 botella de semidulce Eva Cream (Barbadillo) para los postres.

 Precio: 366,30€. 55€ por comensal, se dejó la diferencia de propina.

Previo:

Debido a una gripe de última hora que le apea del evento, Turi me endosa amablemente la redacción del acta, lo que me obliga a estar pendiente de las puñeteras botellas de vino que se sirven etc, etc… Me planto en el lugar acordado y aparcando el coche me encuentro con Orio y Gumi, nos dirigimos directamente al local y allí mismo tomamos una cerveza esperando al resto de comensales que, en lugar de aparecer, más bien desaparecían pues por uno u otro motivo causaban baja uno tras otro… al rato llega Juan y ya fuera de hora y con la correspondiente multa Joseba y Txomin.

José (abogado) nos comunica que está a la espera de noticias sobre un accidente que ha sufrido su hijo y, por tanto, no podrá asistir (afortunadamente no fue nada grave) y Juanle no sabe no contesta (había avisado a Turi y por eso los demás no sabíamos nada).

Por tanto, finalmente, somos siete los que nos sentamos a la mesa. Se reparten las cartas y nos avisan, para seguir con buen pie, que han tirado la moto de Iker, salimos fuera, la moto no tenía desperfecto alguno, el chaval del coche como un flan y más sofocado todavía que Iker, sólo 5 días llevaba con el carnet de conducir y no supo explicarnos realmente lo que ocurrió, pero tuvo que subirse en la acera sí o sí y mira que el bordillo era altito y la moto estaba separada del mismo… afortunadamente todo quedó en el susto.

Comida:

Local agradable, pequeño, pero estuvimos cómodos, nos ubicaron en la última mesa de un pasillo, prácticamente un reservado, en una mesa alargada y ancha, realmente a nuestras anchas.

Atendiendo los consejos del convocante, elegimos el menú degustación, pero en lugar de 2 entrantes y 2 platos, acordamos 4 entrantes y 3 platos, para probar más variedad.

Tanto los entrantes como los principales estaban realmente buenos y bien presentados, pero un poco escasos, muy medido todo, incluso el vino, te servían la copa pero no dejaban la botella, pero también es cierto que se cenó variado y no se terminó con esa sensación de pesadez a la que estamos acostumbrados.

El postre redondeó con nota (* unánime) una estupenda velada, muy variado y me atrevo a decir que proporcionalmente más abundante que el resto de platos de la cena, destacaría el arroz con leche y el helado de cilantro, siendo todos los demás también excepcionales. Los seis helados (buenísimos) se sirvieron en dos platos, tres por un lado (Guasabi, mandarina y cilantro) y tres por otro (Chocolate negro, cacahuete y chocolate blanco); de este último plato comentó el chef que estaba pensado como si fuera un helado de Conguito, al combinar los tres.

Nos sirvieron también mucho pan, con diferencia lo peor de la cena y, además, no hacía mucha falta pues no había donde mojar.

Tomamos cafés variados y algún poleo (Ironman), ni copas ni historias y a la salida cada mochuelo a su olivo.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros