Abril 2016 – Restaurante La Pilla

  • Lugar: Restaurante La Pilla, c/ Almagro, 3
  • Fecha: 14/04/2016
  • Hora: 21:30
  • Asistentes: Iñigo, Joseba, Iker, Abogado, Pepe, Gumy, Turi y Orio
  • Ausentes: Juan, Angulo, Alberto, Paulino, Txomin, Juanle y Chino.
  • Redactor del acta: Turila-pilla

 Menú:

Entrantes a compartir:

  • Tartar de atún rojo con vinagreta de chile, jengibre, aceite de sésamo y chips won ton.
  • Pulpo a la parrilla con salsa romesco.
  • Cazuela de patatas fritas con huevo, jamón y trufa.

 Platos principales a compartir:

  • Lubina a la sal con verduras variadas y patata panadera a la vainilla.
  • Tomahawk, 1.5 kilos aprox., corte de lomo alto con hueso en forma de hacha nativo americana con patatas fritas. (*)

Postre:

  • Surtido de tartas.

Cafés e infusiones.

Vinos:

  • ZIOS Albariño, Bodega Pazos de Lusco, DO Rias Baixas. 3 botellas.
  • Tinto Martínez la Cuesta, DO Rioja. 2 botellas.

Precio

Menú cerrado a 45 euros.  Se pagan 409€(“casi” 52 euros por persona), 360 euros correspondientes al menú y el resto en copas varias. Se dejan 6 euros de propina.

 Previo

Me encontré con Gumy en la puerta y nos tomamos una caña rápida. Al llegar al restaurante a las 21:31 ya estaba todo el mundo sentado a la mesa.

Comida

La disposición en cuadrado de la mesa era muy apropiada, lo que permitió mantener una conversación fluida entre todos los comensales. Para mi gusto, el único fallo fue que las servilletas eran de papel, en cualquier restaurante que se precie deben de ser de tela.

El servicio, por parte de la camarera, al principio fue bastante lento. Al parecer estaba sola y no le daba la vida, pero poco a poco fue mejorando resultando al final un servicio muy correcto. Resultó ser una chica muy agradable y supo aguantar las envestidas Barronianas.

A la comida le pasó un poco lo mismo, fue de menos a más.

Los tres entrantes fueron correctos pero ninguno resulto extraordinario, estaban bien presentados y estaban buenos sin más.

Con la lubina el tema fue mejorando. El tamaño del bicho era considerable, se notaba que era fresca pero, como en todos los pescados a la sal, un poco de aceite de oliva le hubiese venido muy bien.

Por último, llegó el Tomahawk, el cual fue recibido con mucha expectación. La carne era extraordinaria y las patatas fritas caseras le iban a la par. Cabe destacar que, en la mayoría de los sitios, las patatas fritas cada vez son de peor calidad. Este no era el caso, dimos buena cuenta de los dos Tomahawk y alguno agarró el hueso comiéndoselo con las manos a mordiscos. Este plato recibió un merecido asterisco por unanimidad.

Se debe decir que fue una cena muy correcta y sobre todo con un precio muy ajustado.

Una vez finalizada la cena nos felicitaron por lo que comimos, y eso que fuimos muy comedidos y no repetimos chuleta. Es decir, que nos ponen otro Tomahawk y nos los comemos sin ningún problema.

Uno de los temas principales de la cena fue DiverXo y lo subnormal que es David Muñoz (ahora conocido como “Daviz”). El otro tema de la cena fue elRubius, a lo que debo decir que Orio no tiene ni idea y no sabe que son cinco millones.

Durante las copas Joseba sacó el teléfono, Gummy lo taladró con la mirada, para ver el resultado del Athletic. Resulta que jugaba con el Sevilla en Europa y estaban en la prórroga. Finalmente se llegó a los penaltis, en los que perdió el Athletic.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros