Resumen 2009

Este año la familia ha aumentado por partida doble. Por un lado, los anunciados nacimientos de los hijos de Juanle y Turi (Julio e Itziar, respectivamente). Y por otro lado, tanto la facción central como la mediterránea han incorporado dos nuevos miembros (a los que damos la bienvenida):

Iker y Juan (Madrid) y Albert y Mario (Barcelona). También celebramos la boda de Txomin con Gloria, el día de Halloween, con mucho cachondeo, disfraces e infructuosos intentos de congeniar con el sexo opuesto. 

A pesar de haber sido uno de los buenos propósitos de año nuevo, no hemos podido realizar un encuentro inter sedes. Esperemos que en 2010 podamos realizar algún evento que nos permita conocernos.

En el apartado gastronómico, en esta temporada hemos incorporado en la sede madrileña una subsede, Membibre, que se implanta como lugar fijo en febrero, coincidiendo con el aniversario, y deja de votarse. Eso ha dejado 8 cenas con nota, que en 2009 se ha recuperado con un más que digno 7,76, sobre todo teniendo en cuenta que la cena de enero (Boloco) fue un desastre (en más de un sentido). A destacar las convocatorias de El Coso y DiverXO (una estrella Michelin una semana después de ir nosotros), y la confirmación del Mesón del tío Aquilino, que se vislumbra como otro fijo en el calendario. Y este año hemos estado gafados con las reservas, con problemas en enero y septiembre.

Sobre el DiverXO, quiero comentar lo que le pasó a Iñigo en Navidades, que tras ponerle en una lista de espera por no haber sitio (había intentado reservar para ir con Nuria), le llamaron un día a las 22:00 por si quería ir a cenar en ese momento (supongo que porque algún desalmado no había tenido la decencia de avisar con antelación que no iba a ir). Vamos, me parece poco serio.

Se ha consolidado el sistema de turnos para elección de restaurante y redacción del acta, lo que ha permitido descubrir a verdaderos artistas de la pluma y el verbo fluido, a la par que compromete a la gente en el proyecto. Además, se han adoptado medidas que favorecen el orden: por un lado, se establece, salvo cambios para asistencia de los foráneos (Iñigo, Juanle y Joseba, que cada vez son más escasas), el primer martes de cada mes como día fijo para las cenas (al igual que al principio y como también se hace en BCN); por otro, en lugar de que el organizador tenga que preocuparse de perseguir a los posibles comensales, se asume que todo el mundo puede ir, y el que no, lo comunica expresamente.

Sección BCN

Y, por fin, parece que la “trama” de la web empieza a ver luz al final del túnel. Alberto ha tomado el toro por los cuernos y vamos a tener un profesional que nos va a preparar y mantener la página. Ya hemos visto un primer borrador y espero que en breve, volvamos a tener presencia en la red de redes.

Como resumen, paso a comentar brevemente cada una de las cenas:

Enero, Boloco: El restaurante elegido (y reservado una semana antes) para el evento fue SAGARETXE, pero nos encontramos con un cartel que nos indicaba que el local estaba “momentáneamente” Fuera de servicio, debido a un “Fallo eléctrico” (tenían desmontada la mitad de la instalación de aire acondicionado, por lo que lo de “momentáneo”…). Y tras la discusión sobre si habían avisado o no, y con las dificultades propias de buscar un sitio libre a esas horas, acabamos en el Boloco, que acabó resultando un desastre (no es el mismo restaurante que visitamos en enero de 2006, con cambio de dueño y cocinero). Se llegó a proponer la creación del asterisco negativo.

Febrero, Membibre: Estupendo regreso a uno de los mejores restaurantes que hemos conocido a lo largo de estos diez años de reuniones gastronómicas. Tanto es así, que después de un corto debate, se decidió establecer el Membibre como segunda sede social y dejar de votar los platos para ahorrarnos una larga lista de asteriscos y menciones de asterisco, ya que todo lo que sirven aquí es simplemente fantástico.

Marzo, Don Joaquín: excelente ambiente y degustación de alimentos, como siempre.

Abril, Imanol: Aunque hubo quejas al final por el precio algo caro, reinó un ambiente extraordinario (hubo presencia masiva) y el menú estuvo muy bien.

Mayo, Mesón del Tío Aquilino: Menú correspondiente a las jornadas de Las Cuchara, abundante, exquisito y barato. Que todo lo que nos comimos y bebimos nos saliese por 40€ es algo que pasará a la historia de la Gastronómica. 10€ más barato que el kilo de chuletón del Imanol. Con eso se dice todo. Y para rematar, Aquilino, sorprendiéndonos una vez mas, salió con su gaita y justo antes de ponerse a tocar dijo: “no se preocupen que no les voy a cobrar más. Esto es para disfrute de los comensales.”

Junio, Taberna de Liria: A destacar la figura del cocinero – dueño – camarero – animador del restaurante (todo en uno), que era muy simpático. Y el acta, con muchas lagunas, motivadas por la falta de anotaciones del Chino y la escasa memoria posterior.

Julio, Pedro Larrumbe: Muy buen cena: platos de calidad, buen maridaje de los vinos, terraza al aire libre con temperatura ideal, buen precio y trato agradable.

Septiembre, Oter Epicure: Aunque la reserva inicial era en El Tulipán, debido a un error al anotar el día de la reserva, hubo que buscar un restaurante de emergencia en el momento. No estuvo mal, dadas las circunstancias. Además, coincidió con la semana de la moda, lo que permitió disfrutar de espectacular fauna femenina.

Octubre, El Coso: La cena del año por las risas que hicimos. Gran detalle que abrieran el local en su día de descanso sólo para nosotros. Y en lo gastronómico estuvo a muy alta altura.

Noviembre, DiverXO: Restaurante con estrella Michelín, y que obtuvo una calificación casi perfecta (incluyendo platos con dobles asteriscos). Lástima que no permitieran sacar fotos ni tomar notas.

Diciembre, Don Joaquín: Tradicional Comida de Navidad. Y este año, solos en el comedor, dimos rienda suelta a nuestra vena musical. Abundantes aportaciones alimenticias por parte de los comensales, y con ambiente especial en forma de gorros de Papa Noel, pandereta y pollito musical.