Resumen 2001

La nota media fue similar al año anterior, aunque subió un poco con respecto al 2000.

De todos modos, este aumento de la nota es engañoso, porque se debió a la influencia del Quinito, al cual fuimos tres veces, y además tuvo las mejores notas de la historia. Por lo que hay que deducir, que aunque encontramos una mina en el restaurante Don Joaquín, el resto de restaurantes fueron peores que los del año pasado.

  • El año 2000 nos dedicamos más a restaurantes elegantes y de categoría, y este año, aun sin llegar a lo cutre, creo que bajamos el nivel.
  • El punto anterior no quita para que el Quinito sea considerado nuestro “txoko” (podría traducirse como “sede gastronómica”), al que hay que visitar al menos dos veces al año, ya que es un lujo tener un restaurante para nosotros solos, y encima comiendo de gumovich (es decir, de cojones) y por cuatro euros.
  • La sociedad estaba más que consolidada, y es que, el grupo inicial se mantenía al completo, y sólo hubo una baja (Sinsom en 2000), y un alta este año (Juanle), todo un descubrimiento como suplente de secretario. Se empezaban a plantear planes más ambiciosos, como alguna excursión.
  • Aun reconociendo que voluntad no faltaba, no mejoramos mucho el aspecto musical de la Sociedad. Si bien, hubo que destacar la incorporación de nuevas canciones al repertorio, con especial mención a “Mañana marcho…”, cortesía de Alberto (la habanera “Partió de Jamaica” no había manera de cantarla en condiciones, pese a los esfuerzos de Joseba). Lo que no era de recibo era que, después de dos años, la gente no se hubiera aprendido todavía la letra del himno. Eso sí, el Chino hacía (y hace) el “chim pum” final como un profesional.

Para terminar, lo más admirable de este grupo es la absoluta armonía que lo envuelve, a pesar de lo heterogéneo de sus miembros (diferencias de edad, sociales, culturales, laborales, etc.)

Puntuaciones 2001