Septiembre 2019 – Skull St.

  • Lugar: Skull St. c/ Barquillo, 8skull-st
  • Fecha: 12/09/2019
  • Hora: 21:30
  • Asistentes: Alberto, Turi, Orio, Joseba, Fran, Juanle, Iker, Pepe, y Angulo.
  • Ausentes: Txomin, Chino, Juan, Paulino, Iñigo, Jose y Gumi
  • Redactor del acta: Angulo
Menu

Cóctel de Bienvenida

  • Cervezas (9)
  • Cabecitas de calamar
  • Aperitivo vegano
  • Brocheta de langostinos
  • Margarita (7)
  • Mojito (3)

Entrantes

  • Ensaladilla con polvo de Mojama
  • Hummus de Berenjenas y chips de Batata y Yuca
  • Croquetas tempurizadas de gambas y sepia sobre ali oli de ajo negro
  • Nem de pato con Salsa de ciruelas (*)

Del Mar

  • Pokebowl de Atún y cola de langostino, aguacate y huevo poché
  • Lasagna de pasta fina y Zamburiñas

Tierra

  • Pollo macerado al carbón con romesco y cebolletas asadas
  • Baby Ribs con Salsa de pimienta negra y miel

Postre

  • Tarta de queso Skull con coulis de mango
  • Brownie sobre un lecho de chocolate blanco , naranja y helado de Yogur
  • Torrija de Pan de Brioche con helado de Vainilla y Bourbon

Vinos

  • Carramta (D.O Rueda)(4 botellas)
  • AMADORA(D.O Rioja) (2 botellas)

Precio:

  • TOTAL: 404.10€ (44.90 por cabeza)
  • Ponemos 50€ (20.9€ de Propina y 20€ para la Web, debo 5€ a Alberto para esto)

 Comida:

Realmente, aunque celebrada en septiembre, esta gastronómica corresponde por turno al mes de Junio pero, por segunda vez cabronazos, habéis pasado de mí, teniendo que anular Junio y poniendo fecha el 12 de Septiembre POR MIS HUEVOS MORENOS. Como muestra, os montasteis una apócrifa en Julio donde fuisteis casi todos (y a mí me pillasteis de “vacas”). Os estáis jugando una gastro en el lugar más picante que llegue a encontrar, aviso.

Y ya entrando en pomada, hablemos de la cita de este mes. Tras varias consultas sobre Madrid Central y las motos (que no sé si quedaron claras, pero multa no ha llegado) fuimos llegando todos al local, sito al principio de la calle Barquillo. Allí nos recibieron con el coctel de bienvenida, que incluía unas cañas, diversos aperitivos y un coctel a elegir entre Margarita, Mojito y Daikiri. La idea me pareció bastante original, y aunque pensado para tomar en la barra, cuando sirvieron el coctel procedimos a sentarnos.

La decoración del local es muy original y gustó mucho, las sillas y skullst_0mesas son todas distintas y una de las paredes está cubierta de ¡¡¡contenedores de barco!!! (solo las puertas). Queda muy industrial y mola.

Los aperitivos fueron unas cabecitas de calamar (tipo chopito) en una base de salsa Siracha, sencillas, pero bien realizadas, Un aperitivo vegano a base de judía blanca, lentejas y trufas, muy original y finalmente unas brochetas de langostinos con aji panca sobre parmentier trufado.

Hay que comentar que íbamos a ser 10, pero Txomin causó baja por problemas intestinales. Aunque avisé, siguieron poniendo las raciones como para 10. Se lo volví a decir y me dijo que no me preocupara, que no nos lo cobraría. Gracias Txomin, nos comimos tu ración.

Con este tema, nos sirvieron 10 cocteles en vez de 9, pero no dijimos que no…y cayó.

Hasta aquí, todo se desarrolló de un modo quizá un poco lento, pero a partir de aquí la cosa gano en ritmo y empezó el desfile de platos. No voy a ir describiendo uno por uno, pero sí comentar que, según la opinión general, todos estaban muy ricos y las cantidades eran muy adecuadas (salimos llenos).

A destacar el único “asterisco” de la noche (alguien mencionó poner un asterisco general al sitio, pero no recuerdo si prosperó). Un espectacular Nem de pato con salsa de ciruelas, una interpretación increíble del típico pato a la cantonesa de los chinos, pero con el pato en su punto, ya envuelto en una pasta tipo “rollito” y con una deliciosa salsa de ciruelas. El asterisco fue unánime.

A destacar, al menos a mi gusto, las croquetas de los entrantes, por lo bien hechas que estaban, con la masa en su punto de cremosidad y por lo original del ali oli de ajo negro, la ensaladilla con polvo de mojama, rica, rica, de verdad y el hummus, con un espectacular sabor a comino, sin pasarse y la originalidad de los chips de yuca y batata (yo esto ya lo había probado en mi prueba previa y desde entonces hago estos chips en casa).

Los postres merecen un espacio aparte, en el menú estaban incluidos solo 3 (tarta de queso, brownie y el coulis), peo les pedí cuando me mandaron el menú, que nos cambiara uno de ellos por la torrija, la cual me encantó en mi visita previa. Directamente la añadió sin incremento del precio final. No defraudó, está cremosa, suave…im-pre-sio-nan-te. Tanto el brownie como la tarta de queso también gustaron a la mayoría.

Y hasta aquí la cena. Creo que la espera mereció la pena, el sitio es destacable en todos sus aspectos, decoración original, trato exquisito y por supuesto comida rica y en buena cantidad.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Deja un comentario