Mayo 2019 – Or-Dago

(Extraordinaria para entrega de placa)

  • Lugar: Or-Dago, c/ Sancho Dávila, 15  ordago
  • Fecha: 22/05/2018
  • Hora: 21:30
  • Asistentes: Angulo, Iñigo, Txomin, Gumi, Iker, Turi, Fran, Pepe, Jose y Joseba
  • Ausentes: Orio, Juanle, Alberto, Juan, Paulino y Chino
  • Redactor del acta: Joseba

Aperitivo (invitación de la casa, salvo la bebida):

  • Cervezas y una botella de Sidra natural (Oyarzun)
  • Aceitunas
  • Salmorejo

 Menú Sacaron 2 raciones de todo para compartir:

  • Piparras 
  • Croquetas de jamón
  • Pastel de marisco
  • Anchoas al horno
  • Revuelto de perretxikos 
  • Almejas
  • Kokotxas de merluza al pil-pil 
  • Txangurro
  • Canelones de vaca vieja con besamel de calabaza y toque de Idiazabal 
  • Chuletón
  • Leche frita
  • Tarta de trufa
  • Pastel de queso
  • Flan de nata (no lo cobran)

Vinos:

  • Blanco: A Coroa (uva godello) D.O. Valdeorras (4 botellas)
  • Tinto: Malpaso 2015 (uva syrah) D.O. Mentrida (2 botellas)
  • Espumoso Valtea brut (uva alvariño) (1 botella)

Agua

Cafés / infusiones

Copas (invitación de la casa)

 Precio: 646,45 euros (65 por cabeza). Adicionalmente, ponemos 1 euro cada uno para redondear la propina. Nos invitaron a los aperitivos y a dos rondas de copas.

Previo:

Iñigo, Fran y Turi empezaron antes y luego nos reunimos todos en un bar cercano al restaurante. Aproveché para saldar las cuentas de la placa con el abogado. Angulo, al que le costó aparcar, se unió directamente a la mesa, pero sólo llegó un par de minutos tarde.

Cena:

Dado que estamos en plena Feria de San Isidro, el restaurante estaba a tope. No es que no hubiera una mesa libre, ¡es que no había ni una silla libre! Nada que ver con la cena de febrero que estuvimos solos.

Nada más entrar, Iñigo y yo saludamos a Andoni y le dimos un pequeño disgusto, diciéndole que “perdona que no te avisáramos antes, pero no queremos pensar; ponnos lo que te parezca”. Andoni se puso un poco nervioso, alegando que esa noche tenía un follón considerable, pero salió airoso del envite, combinando los clásicos con alguna novedad. Como siempre, el menú exquisito y abundante.

Distribución en una mesa alargada, en la que se formaron dos grupos que compartían conversación y platos. Aunque hubo algunos temas de interés general, como la hípica que ha montado Fran. También hablamos de series y comics (en el apartado de fotos, Txomin envió una muestra de los comics de La Resistencia de los que estuvimos hablando).

Mientras degustábamos el aperitivo, Iñigo hizo la elección del vino. Del primer blanco que escogió sólo tenían una botella, así que tuvo que escoger otro que resultó muy bueno. El tinto también fue un acierto, mientras que el espumoso del final fue una recomendación de Andoni que no defraudó. Con este vino hubo una pequeña controversia, ya que Iñigo prefería usar las copas de vino que habíamos usado mientras la otra ala de la mesa prefería cambiar a las copas alargadas de cava que nos ofrecieron. Al final, todos con copas alargadas.

Los platos fueron llegando en una cadencia perfecta, reseñable teniendo en cuenta que el comedor estaba lleno. Supongo que, además del refuerzo en camareras, habría un refuerzo en la cocina.

De las novedades, yo destacaría el pastel de marisco que obtuvo un elogio unánime. El revuelto y los canelones redondearon un menú excelente, si bien no fueron los platos estrella de la cena.

Como viene siendo costumbre, el desfile de raciones de pan para untar todos y cada uno de los platos fue constante.

Los cafés / infusiones y las copas nos acompañaron en una animada sobremesa. Momento en el que llamamos a Andoni para hacerle entrega de la placa. Mientras Iñigo y yo hacíamos los honores, el resto, cuales paparazzi inmortalizaban el momento. A Andoni le hizo muchísima ilusión. Hubo un par de mesas que se interesaron por la placa y hubo uno que se acercó a felicitarnos.

Terminamos con una ronda de copas e incluso una segunda, a la que sólo nos quedamos Fran, Iñigo y yo, charlando con Andoni (que se pidió otra para él). Estaba muy emocionado por el regalo (aunque nos dijo que era muy poco expresivo y no se notaba demasiado).

Pasadas las 1 cerramos el restaurante, despidiéndonos de Andoni en la puerta.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Deja un comentario